Jue. May 16th, 2024

La Red de Instituciones Pro las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (COIPRODEN), realizó el “ll Foro Éxitos y Desafíos del Protocolo Nacional de Atención, Recepción y Seguimiento de Niñez en Situación de Migración”.

El Protocolo Nacional de Atención y Protección Integral a la Niñez en Situación de Migración en Honduras se implementa para ofrecer una respuesta efectiva y protección integral a las personas menores de edad en situaciones de movilidad.

El informe revelado durante el foro evalúa la implementación del Protocolo Nacional de Atención y Protección de la Niñez Migrante en Honduras hasta diciembre de 2023. En un trabajo estructurado en secciones detallando los principales hallazgos, conociendo la efectividad en servicios, accesibilidad, capacitación del personal, monitoreo, impacto a largo plazo, adaptabilidad, colaboración interinstitucional, logros, retos y propuestas de atención.

Se analizó la participación gubernamental y no gubernamental, proponiendo estrategias de sostenibilidad y respuestas a los retos, incluyendo el análisis de realidades en las fronteras de tránsito y retorno.

Entre los principales hallazgos se menciona que, las organizaciones y entidades estatales han logrado avances notables en la implementación del protocolo subrayando el impacto positivo que este ha logrado: la colaboración efectiva, el uso activo del protocolo, la incidencia en políticas, la capacitación exitosa, la coordinación interinstitucional efectiva, el reconocimiento positivo.

Honduras es un país que permanece en una crisis migratoria estructural, que pone en detrimento la vida de la población hondureña, y afecta de manera directa a niñas, niños y adolescentes que diariamente salen del país huyendo de la pobreza, la violencia, la falta de oportunidades, la desigualdad y que buscan una reunificación familiar, según datos oficiales de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), desde el año 2014 hasta el 4 de marzo 2024, unas 119,728 niñas y niños han sido retornados a Honduras. 

Del 1 de enero al 11 de abril 2024, se registran 2,213 personas menores de edad retornadas a nuestro país, de las cuales 464 viajaron solas y 1,752 lo hicieron acompañadas de algún adulto. 992 son niñas y 1,752 niños, con procedencia de Estados Unidos 1,546, de México 552, de Guatemala 49 y de Belice 11.

Ante ese contexto y después de haber revelado el informe, COIPRODEN expone su preocupación, ya que, la mayoría de los servicios y recursos humanos que intervienen en la implementación del protocolo, son financiados por la cooperación internacional y las organizaciones no gubernamentales. 

Además, se han observado cambios constantes del personal en fronteras donde se atiende a la niñez en situación de migración, lo que resulta negativo porque son funcionarias y funcionarios que llegan a esos puestos sin tener el conocimiento para brindar una atención especializada basada en la garantía de los derechos de la niñez.  

La implementación del protocolo se ve limitada porque las instituciones no cuentan con los recursos financieros, logísticos ni de recurso humano para la atención, recepción y seguimiento de niñas, niños y adolescentes. 

Hay muy poco personal en el Centro Belén, que es el único especializado en atención a la niñez en situación de migración, por lo que esto dificulta la calidad del cuidado como tal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *